Albert Heiss fundó la empresa en Tuttlingen en el año 1921. Los conocimientos técnicos adquiridos durante los años de estancia en Berlín y Heidelberg le llevaron a especializarse en la fabricación de instrumentales específicos para la cirugía ocular.

Gracias a la excelente calidad de los productos creados de forma artesanal, la empresa se ganó pronto una excelente reputación mundial en el campo de la oftalmología. Y así fue como se desarrolló rápidamente una empresa dinámica y en continua expansión.

Albert Heiss murió en el año 1964. Hoy en día la empresa lleva cuatro generaciones siendo una empresa familiar y, desde el año 2004, la dirección está en manos del bisnieto del fundador, Stefan Koenig